El uruguayo se lesionó tras una disputa con un jugador del Alavés y se fue del césped de Mendizorroza entre lágrimas.

José María Giménez fue uno de los protagonistas negativos del Alavés – Atlético de Madrid que se disputó este sábado en Mendizorrotza y en el que tuvo que ser sustituido por una lesión.

El jugador uruguayo tuvo que pedir el cambio tras una disputa con un futbolista local en la que se hizo daño al tratar de arrancar para seguir a un rival y el club comunicó que tiene lesion muscular en los adductores del muslo derecho.

Mientras abandonaba el campo, Giménez no pudo contener el llanto y se marchó del césped entre lágrimas y tapándose la cara con la camiseta del Atlético de Madrid.

El Atlético de Madrid no ha puntualizado el periodo de baja a falta de que le hagan más pruebas pero, si la lesión fuera de importancia, el uruguayo podría ser baja para las semifinales de la Copa del Rey en las que se medirán al Barcelona.

Fuente: www.goal.com/es